Por qué muchas parejas prefieren perros en lugar de tener hijos

Por qué muchas parejas prefieren perros en lugar de tener hijos

Para muchas personas la paternidad es un tema muy lejano. Incluso cuando ya están en pareja y con proyecciones de una vida en común. Pero antes de ser padres, muchos hombres y mujeres prefieren seguir con sus estudios, especializarse, buscar mejores opciones laborales y tener una mejor situación económica.

Hay personas que, incluso, dejan de lado por completo la idea de ser padres y madres, y deciden vivir, simplemente, en pareja. En ambos casos, hay una situación que parece presentarse como una solución parche, pero que se ha transformado en un estilo de vida: la tenencia de mascotas. Y no nos referimos a tener un perro o un gato, como muchos estamos acostumbrados, sino que a tratar a nuestras mascotas como parte de nuestra familia, llevándolos a la peluquería, a hacerse masajes, comprándoles ropa de diseñador y mucho más.

El psicólogo José María Arriagada explica el perfil de estas parejas y si realmente se establece una relación de familia con los perros que podría suplir la paternidad.

Según el experto esto es “un fenómeno transitorio, y explicable por un cruce de variables, tanto psicológicas como sociales, ya que desde la infancia hemos tenido relación con animales y por ende, es muy fácil que nos encariñemos con estas mascotas”.

Además, explica que esta tendencia sucede porque tanto el matrimonio como la paternidad se han venido retrasando en las generaciones actuales, como así también disminuido significativamente el número de hijos por familia.

El psicólogo engloba esta tendencia como una tendencia hedonista que está orientada al placer y a gratificación personal, donde se prioriza la adquisición de bienes a través del trabajo.

Por lo tanto, las aprensiones actuales centradas en el propio bienestar y la percepción de no sentirse lo suficiente capacitado para formar una familia, dan tiempo para que la necesidad de contar con nuevos integrantes en la familia sea satisfecha, mediante la adopción de perros, que según el psicólogo “nos permiten ejercer igualmente el rol de cuidadores, sin toda la inversión psíquica, temporal, material, y la gran responsabilidad que trae consigo el tener hijos”.

Según el experto, el perfil de este tipo de parejas corresponde a “personas altamente estructuradas, prácticas y evidentemente muy afines a los animales”, que no se dejan llevar por la parte emocional o instintiva de tener hijos.

Tal es el caso de la actriz de Mad Men, Christina Hendricks, quien comentó en la revista US Magazine, que ha decidido no tener hijos, pero sí criar a su nuevo cachorro como una forma de desarrollar su instinto maternal.

El psicólogo, explica que criar a un hijo tiene finalidades totalmente diferentes a la de criar un perro, ya que “la relación de apego entre seres humanos posee características que son propias de la especie, elementos cognitivos y afectivos únicos, además del sentido de dar perpetuidad a una familia y a una especie, desde un punto de vista biológico y evolutivo”.

Por lo tanto, no se establece la misma relación que se tiene con un hijo, porque las mascotas no provienen de nosotros, viven menos que un hijo y no hay expectativas puestas en ellos. En cambio, en un hijo se espera crecimiento, aprendizaje e independencia a futuro.

Uno de los asuntos que hay que discutir con la pareja a la hora de tener perros como miembros de la familia, es si el otro los tolera dentro de la casa. También, qué tanto participa esta mascota dentro de la dinámica familiar, e incluso si es aceptado en el dormitorio o en la cama cada noche.

Los beneficios de tener mascotas

1. Facilita la relación positiva de las personas con los animales: El psicólogo explica que “tiene un valor educativo, pues a través de ellos se inculcan responsabilidades y valores. Además, pueden ser una buena forma de tener compañía para quienes rehuyen la soledad”.

2. Disminuyen los hábitos sedentarios: El hecho de criar a los perros ayuda a evitar el sedentarismo, ya que debes comprometerte a ser un cuidador o un dueño responsable y pasar cierta cantidad de tiempo en espacios abiertos y amplios.

Los contra de esta tendencia

1. Humanización de los perros: El experto asegura que “es la base para crear confusiones dentro de la casa, ya sea personal o de pareja, ya que cuando se pierde la visión de que el perro es un animal, puede incluso llegar a competir en derechos y beneficios humanos”.

2. Higiene: La higiene es un punto relevante a la hora de optar por tener perros dentro de la casa. Lo importante es enseñarles desde cachorros el lugar dónde hacer sus necesidades.

Comentarios

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com