Piloto Eduardo Gamboa muestra que para ser profesional no hay edad

Piloto Eduardo Gamboa muestra que para ser profesional no hay edad

Con el sueño de llegar al serial automovilístico de la Nascar México, el piloto mexicano Eduardo Gamboa es una clara muestra que para ser profesional la edad es lo de menos, y a sus 41 años presume de cumplir uno de sus anhelos, al competir en la Copa Notiauto en la categoría TC2000.

Explicó que la TC2000 es de las categorías “más competidas de todo México, somos entre 40 y 50 pilotos, todos los carros son stock, tenemos mismo motor, máquina, chasis, todos son homologados y eso hace que la carrera se gane por dos factores: la puesta a punto y el manejo del piloto”.

Con apenas seis años como piloto profesional, el integrante del equipo Sport Racing Team sabe que otro de sus objetivos por cumplir es participar en la Nascar, por lo que ahora trata de mejorar sus actuaciones y rendimiento en Copa Notiauto, el cual es un semillero para el máximo serial mexicano.

“Estos carros (TC2000) nacen igual que un Nascar, son fabricados para correr, no son turismo que se adaptan para correr, sólo cambia la tracción y los motores, muchos pilotos que han salido de esta categoría han sido campeones en Nascar, es un semillero”, dijo.

En entrevista con Notimex, Eduardo Gamboa sabe lo que costó ser piloto profesional, lo cumplió con presupuesto propio, sacrificio y esfuerzo, por lo que disfruta al máximo su actualidad en la TC2000 con el automóvil número 14.

“Tengo 41 años, empecé grande, fue con presupuestos propio, toda la vida desde niño soñé con ser piloto, pero hasta que tenemos presupuesto es cuando me pude subir a una categoría profesional, inicié como todos corriendo en los últimos lugares, aprendiendo cómo era manejar este tipo de coches, tuve asesorías con varios pilotos y de ahí empecé a escalar”, agregó.

Sabe que correr a nivel internacional ya es complicado “por la edad, pero siendo realista la meta sería correr la Nascar México y tratar de mantenernos en ese serial y trascender buscando el título, eso sería el sueño realizado”, apuntó.

Tal es su esfuerzo por disfrutar de las pistas, que tiene que combinar el ámbito profesional abajo del automóvil para darse el gusto de competir, pues contrario a otros pilotos no viene de una familia ligada al deporte motor y ahora trata que sus metas sean legado para los suyos.

“En mi caso, como muchos otros compañeros en la Copa Notiauto, combinamos el medio profesional con lo deportivo, que es una parte para poder sostenernos y sacar el aspecto económico para poder correr”.

“Hay pilotos que nacieron en un coche o que vienen de familias que toda la vida han estado en el automovilismo, mi familia no es una de esas, pero espero ser el primero que deje esa línea en la familia Gamboa”, señaló Eduardo.

Por Guillermo Abogado González NTX/GAGO/OPR

Comentarios

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com