La UNAM lleva a cabo cursos de defensa personal para mujeres

La UNAM lleva a cabo cursos de defensa personal para mujeres

La Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ofrece a su comunidad una clínica de defensa personal, que es parte del Programa Permanente de Sensibilización y Difusión con Enfoque de Género y Cultura de la Denuncia de la institución.

Se imparte martes y viernes en sesiones de una hora. En cada grupo pueden participar de 15 a 30 alumnas y también varones.

No es el primer taller de este tipo en la universidad, en otras facultades y escuelas, como la de Ciencias y Medicina, se han llegado a ofrecer o se imparten actualmente clases de defensa personal. Pero, de acuerdo con fuentes consultadas, sí es una novedad porque está enmarcado en las medidas que se han adoptado con enfoque de género.

En marzo pasado, alumnas de distintas facultades realizaron protestas en las que demandaron una universidad libre de violentadores y denunciaron haber vivido acoso sexual. En algunos casos realizaron paros de labores y organizaron jornadas culturales y de discusión sobre feminismo y género. Entre otras actividades, realizaron talleres de defensa personal impartidos por y para mujeres.

En mayo de 2017, luego de que el ese mes se hallara a Lesvy Berlín Rivera Osorio estrangulada cerca del Instituto de Ingeniería, alumnas organizaron sesiones de krav maga, una disciplina de defensa que incluye técnicas de escape, rompimiento de agarre de brazos, por ejemplo, cuando el atacante toma por la parte de atrás o enfrente a la víctima, y también para evitar violaciones en piso.

Otro ejemplo de estos talleres fue el que ofreció en noviembre pasado la luchadora profesional Lola González en los frontones de Ciudad Universitaria y que trató de la lucha libre femenil como una herramienta de autodefensa.

La clínica de defensa personal de la ENTS fue aprobada el 21 de marzo en una sesión extraordinaria del Consejo Técnico la escuela, un día después de que una alumna denunció que sufrió una agresión sexual en los baños del plantel. El mismo miércoles 21 una asamblea de estudiantes –en la ENTS las mujeres son 77 por ciento de la población estudiantil– demandó la erradicación de la violencia de género y que se garantizara la seguridad de la comunidad universitaria.

De acuerdo con información de la UNAM, el Consejo Técnico de la ENTS decidió aquel día reforzar el Programa Permanente de Sensibilización y Difusión con Enfoque de Género y Cultura de la Denuncia a partir de cuatro subprogramas: protección civil, salud y prevención de adicciones, seguridad y género y autocuidado y redes de apoyo. A partir de esto, se creó el taller de defensa personal.

El propósito de la clínica, de acuerdo con información de la escuela, es incentivar la participación de mujeres y hombres en la apropiación y uso de técnicas corporales que les ayuden a desarrollar habilidades para prevenir algún tipo de violencia física en su contra.

Las sesiones de defensa personal, que se ofrecen en coordinación con la Dirección General del Deporte Universitario, son coordinadas por Gabriela N. Jiménez Martínez, presidenta de la Asociación de Lima Lama de la UNAM, son gratuitas y abiertas a toda la comunidad de la ENTS.

De acuerdo con el programa desarrollado por el Departamento de Cultura, Deporte y Recreación de la ENTS, las clases se llevan a cabo los martes de las 13:15 a las 14:15 horas y los viernes de las 11:15 a las 12:15. Las clases se realizan al aire libre y pueden participar mujeres y hombres

La clínica inició labores el 18 de mayo y concluirá el próximo 26 de junio.

Comentarios

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com