Desarrollan software para mejorar calidad de vida de pacientes con enfermedad de los huesos

Desarrollan software para mejorar calidad de vida de pacientes con enfermedad de los huesos

La osteogénesis imperfecta (OI) es una enfermedad incurable que causa la fácil fractura de los huesos sin razón aparente. El tratamiento incluye medicación, ejercicio, fisioterapias e inserción de clavos, en donde estos últimos proporcionan un mayor soporte a las extremidades y reducen el riesgo de rotura.

A fin de ayudar a reducir el riesgo de fracturas en las piernas de los pacientes con OI, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un software que monitorea la velocidad y la fuerza a la que pueden someterse los pacientes.

Para crear el sistema, sus autores tomaron parámetros de los jóvenes del equipo del IPN de taekwondo, ya que cuando realizan sus técnicas de forma incorrecta, corren el riesgo de sufrir fracturas. Para medir la aceleración de las articulaciones con mayor movimiento, colocaron tres pares de sensores, uno en la pelvis, uno en la rodilla y otro en el tobillo.

El equipo de expertos de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), de la Unidad Zacatenco, describió que la aceleración varía según los movimientos de cada persona; es decir, cambia de acuerdo a la velocidad y la dirección en que se ejecutan. Con los sensores se calculó la información de los ejes X, Y y Z, que combinaron y leyeron a través de un microcontrolador.

Asimismo, cambiaron las variables de los valores de voltaje por valores de gravedad, y calcularon el peso de cada miembro para determinar la fuerza ejercida basándose en las aceleraciones.

El proyecto forma parte de una investigación multidisciplinar llevada a cabo por la ESIME, bajo la dirección de la doctora María de Lourdes Cortes Ibarra. También participan el profesor José Ernesto Pliego Sánchez, así como los estudiantes de Ingeniería Biomédica y miembros del programa Beca de Estímulo Institucional de Formación de Investigadores (BEIFI), Guadalupe Flores Islas y Leonardo Daniel Villarreal Licea.

El grupo de trabajo de instrumentación y rehabilitación de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología (Upibi) aseguró que construirán un modelo 3D (phantom) con el biomaterial denominado hidroxiapatita. Se utilizará para simular el peso y la fragilidad de los huesos en niños de 6 a 12 años con OI. Con ello, realizarán las pruebas necesarias y evaluarán el correcto funcionamiento previo a utilizar el sistema en la etapa clínica.
Vía: Agencia ID

Comentarios

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com