Continúa la demolición de edificios afectados por sismo

Continúa la demolición de edificios afectados por sismo

En la Ciudad de México continúa la demolición de los edificios que resultaron severamente afectados por el sismo del 19 de septiembre pasado, sin embargo hay muchas familias que padecen las consecuencias de haber perdido sus viviendas.

Entre las calles Doctor Lucio y Doctor Navarro un equipo de 33 personas trabaja sin descanso para derribar un edifico emblemático de la colonia Doctores, la Osa Mayor, el cual quedó totalmente inhabitable.

El área está cerrada al tránsito peatonal, a lo lejos se observa a varios hombres que retiran el cascajo de alguno de los pisos; además, llama la atención de los transeúntes el ruido que producen las herramientas que utiliza el equipo para la demolición.

Mientras avanzan estos trabajos, Adriana Lemus, una de las damnificadas por el sismo permanece sentada al interior de una carpa que instalaron para vigilar los avances de la demolición y hacerse notar ante las autoridades.

Desde ese lugar escucha como poco a poco van cayendo cada uno de los pedazos de concreto que algún día sostuvieron el departamento 903 donde vivió con su familia por casi 13 años.

En ouna conversación con Notimex recuerda que a raíz de esta tragedia, se vio en la necesidad de vender su coche para poder cubrir la renta de una vivienda en la zona de Aragón, desde donde se traslada a la colonia Doctores para seguir pidiendo la atención de las autoridades.

La mujer con Licenciatura en Derecho narra que también su esposo vendió su automóvil y ella dejó de ejercer su profesión para dedicarse al cuidado de la casa y sus hijos, pues con los nuevos gastos sus ingresos son insuficientes.

La Osa Mayor que tenía 14 pisos, 56 departamentos amplios, así como ocho locales comerciales en la planta baja exterior y, de acuerdo con las autoridades locales, en unos tres meses quedará reducido a escombros.

Adriana comenta que muchos de sus vecinos se fueron a vivir con familiares y otros a rentar una casa; sin embargo, “hay varios con hipotecas y les siguen descontando, así que es el gasto de una hipoteca más el gasto de una renta”.

“Lo que ahorita nos urge es ver qué va a pasar, si nos van a construir un nuevo edificio; pero hemos tenido muchos problemas porque no quieren reconocer la posesión”, señala con gran preocupación pues dice que el proceso ha sido muy complicado.

“Hemos tenido muchos problemas con la delegación Cuauhtémoc; ahorita que estamos tratado de obtener el certificado de damnificados y poder ver las opciones que tenemos para construir el edificio; en Seduvi nos están pidiendo la licencia de construcción de cuando se creó el edifico, esa está en la delegación pero no nos están dando ninguna facilidad, nos están cobrando los tramites”, abunda.

Algunos de los edificios que quedaron inhabitables ya fueron demolidos, mientras que otros, a casi seis meses del sismo de septiembre, están en proceso y otros tantos aún no tienen un dictamen estructural, por lo que los vecinos siguen en incertidumbre.

En el número 67 del Viaducto Miguel Alemán y la calle Tonalá, en la colonia Roma Sur de la delegación Cuauhtémoc, se encuentra un edifico que también sufrió las consecuencias del sismo.

Al exterior del inmueble cuelga una lona con el mensaje: “Inmueble en espera de dictamen oficial” y ofrece números telefónicos y correos electrónicos para establecer contacto con las autoridades.

El edifico está deshabitado, acordonado y en la calle de Tonalá un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina lo resguarda.

El policía señala que hay vigilancia permanente por parte de su corporación, así como de los “azules” (Protección Civil), a fin de evitar que ingresen a robar las pertenencias de los damnificados, sin embargo, hasta el momento no se han reportado actos de rapiña en este sitio.

“No tiene dictamen, no se sabe si lo van a demoler o a reparar”, apunta mientras permanece estando frente a este edifico que presenta paredes casi totalmente desprendidas, así como muros, trabes y columnas fracturadas.

Durante un recorrido realizado por Notimex, se observó que la demolición avanza en el edificio localizado en la calle Toluca 28, en la colonia Roma Sur, donde hace unos días los vecinos retiraron sus pertenencias con ayuda de bomberos.

En tanto, en el inmueble ubicado en la calle Génova 33 la demolición que inició el año pasado continúa de forma manual, a fin de resguardar la seguridad de las personas que transitan por esa zona cercana a Paseo de la Reforma.

Desde arriba del edificio se aprecia como los trabajadores laboran a marchas forzadas para derribar la losa de alguno de esos inmuebles; mientras que gran parte del área cercana al edifico permanece cerrada.

Los trabajos de demolición continuarán en los próximos días para después avanzar con la reconstrucción, la cual señaló el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel ángel Mancera, se extenderá a seis años pues dice que no se está haciendo “a la ahí se va”.

 

Comentarios

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com